HIERROS MOLINA, SL

HIERROS MOLINA

Tel. 93 770 2551

Tipos de tornillos

Los tornillos son piezas metálicas que sirven para unir dos o más objetos. Se componen de un cuerpo alargado en forma de rosca que se introduce en la superficie a fijar y de una cabeza que puede tener diferentes formas y ranuras. En la cabeza se emplea una herramienta adecuada, generalmente un destornillador, para realizar la fuerza necesaria para su fijación.

La principal ventaja de los tornillos es su fácil colocación y posterior desmontaje si fuera necesario.

¿Sabías que la Torre Eiffel se diseñó para ser una estructura temporal y ser desmantelada después de unos años? Por eso la mayor parte de sus componentes están unidos mediante tornillos.

Existe una gran variedad de tornillos, por lo que es importante elegir el más adecuado para cada ocasión. Normalmente la elección dependerá del material base, que es la superficie en la que fijamos el tornillo (ladrillo, hormigón, madera, pladur, etc.).

Tipos de tornillos según el material donde van fijados

Tornillos tirafondos para madera

Estos tipos de tornillos tienen una rosca ancha y una punta estrecha, afilada y cortante para ir abriendo camino a medida que se inserta en la madera. Para fijarlo, no es necesario hacer un agujero previo, pero se recomienda hacerlo en caso de que el tornillo sea muy largo o si lo montamos sobre aglomerados porque puede que escantille la madera. Se pueden utilizar solos o conjuntamente con un taco de nylon.

Tornillo tirafondo para madera

Tornillos autorroscantes y autotaladrantes para metal

La rosca de estos tornillos es más estrecha que la de los de madera y los bordes más afilados porque el metal es más resistente. Permiten unir metal con metal, metal con madera, metal con plástico o metal con otros materiales.

En el caso de los tornillos autorroscantes, primero se tiene que hacer un agujero en el material base y luego se enroscan. El talado previo tiene que ser un poco más pequeño que el diámetro del tornillo para que rosque bien.

Tornillo autorroscante para metal

La punta de los tornillos autotaladrantes es una broca, con lo que evita tener que hacer un taladro previo para instalarlos.

Tornillo autotaladrante

Tornillos para el hormigón

Estos tornillos tienen una rosca especial reforzada y cortante y una punta más afilada que los de madera. Requieren hacer un agujero previo para su colocación y se introducen en el taladro hecho, sin necesidad de nada más.

Tornillo reforzado para hormigón

Tornillos tirafondos para paredes y muros de edificios

Son tornillos más gruesos que los clásicos de madera y se utilizan para atornillar los soportes de elementos pesados que van colgados en las paredes de los edificios como toldos o aires acondicionados. En estos casos se perfora la pared al diámetro del tornillo elegido, se inserta un taco de nylon y, a continuación, se atornilla el tornillo que rosca a presión el taco y así queda sujeto firmemente el soporte.

Tornillo tirafondos para muros

Tornillos de rosca métrica

Estos tipos de tornillos tienen una rosca que no acaba en punta y para apretarlo se necesita tuercas y arandelas. Es el más utilizado para unir piezas de maquinaria.

Tornillo metrico

Tornillos inviolables

Los tornillos inviolables son un tipo de tornillería especial que, una vez atornillados en el lugar correspondiente, ya es imposible quitarlos, a menos que se fuercen y rompan. Esto es gracias al diseño que tiene la cabeza, que es inclinada en su interior, de forma tal que si se intenta aflojar sale la llave sin conseguirlo. Son tornillos llamados antivandálicos y son muy utilizados en trabajos de cerrajería realizados en sitios con acceso a las calles o lugares donde pudiesen actuar personas malintencionadas.

Tornillo inviolable

Tipos de tornillos según su cabeza

La cabeza es la parte superior del tornillo sobre la que se sitúa la herramienta para fijarlo. Queda a la vista sobre la superficie para poder acceder siempre al tornillo en caso de querer desmontar la fijación. Según la forma de la cabeza, se distinguen tornillos con cabeza plana o avellanada. La plana queda a la vista sobre la superficie que fijamos mientras que la avellanada, en cambio, se introduce en el material a fijar y queda más disimulada.

Las cabezas de los tornillos suelen tener una ranura o huella para apretar o desapretarlos. La forma de la ranura nos determina el tipo de herramienta que necesitaremos para fijarlos, normalmente un destornillador con la punta en la misma forma que la cabeza del tornillo.

Esperamos que esta información te ayude a elegir el tonillo que necesitas. Si te queda alguna duda, puedes consultar este práctico tutorial que compartimos. https://www.youtube.com/watch?v=YRjfhgO_kkY

Consulta el catálogo de Hierros Molina para ver estos y otros tipos de tornillos que disponemos. 

1 comentario en “Tipos de tornillos”

  1. Un post genial! Nosotros somos una ferretería que nos dedicamos a la venta on-line de herramientas a muy buen precio. Dejamos por aquí el link a nuestra página web para que podáis echar un vistazo a todos los productos que ofrecemos. https://gruposd.com/es/

    Responder

Deja un comentario