HIERROS MOLINA, SL

HIERROS MOLINA

Tel. 93 770 2551

QUÉ COMPRESOR DE AIRE COMPRAR

Inflar una rueda, pintar, limpiar, atornillar, lijar…. Muchas son las tareas que puedes realizar con un compresor de aire. Aunque parecen trabajos sencillos, cuando los realizas de forma continuada, pueden causarte fatiga y un resultado insatisfactorio sin una herramienta adecuada. Tanto para tu casa como para tu taller, un compresor de aire te resultará muy útil en muchas ocasiones.

Pero un compresor por sí solo únicamente emite aire a presión. ¿Cómo trabajamos con él? Conectando, mediante una manguera, una herramienta neumática. Estos elementos de trabajo están especialmente diseñados y fabricados para funcionar con aire comprimido. Los hay de sencillos, como una pistola de aire o de más sofisticados como amoladoras o taladros.

Cómo funciona un compresor de aire

El funcionamiento de un compresor de aire es muy sencillo: recoge aire del ambiente, lo acumula en un depósito llamado calderín y lo expulsa con la presión que necesitamos para trabajar. El orificio por donde sale el aire tiene un manómetro para regular la presión del aire que necesitamos en función de las herramientas que conectemos.  Al poner la máquina en marcha, aumenta la presión. Con el presostato, ajustamos la presión a la que demande la herramienta que vayamos a utilizar.

Según el mecanismo que utilice para expulsar el aire, el compresor de aire puede ser de varios tipos. Los más comunes y económicos son los de transmisión directa y los de correa.

El compresor de transmisión directa tiene un pistón que funciona con electricidad, presiona aire y lo comprime para meterlo en el calderín. Es el más habitual para realizar trabajos esporádicos y de bricolaje.

Compresor de transmisión directa

El compresor de correa tiene un motor eléctrico que, a través de una correa, transmite el aire al pistón para que lo comprima dentro del calderín. Más eficiente y con más vida útil que el de transmisión directa, es ideal para un uso intensivo y trabajos continuados en un taller.

Compresor de correa

Qué tener en cuenta al comprar un compresor

Lo más importante a la hora de comprar un compresor de aire es saber para qué lo vas a utilizar. Todas las herramientas neumáticas tienen un indicativo de la presión de aire que necesitan para funcionar. Debes elegir una máquina que, como mínimo, proporcione la presión de las herramientas que utilices.

Muchos compresores suelen tener dos salidas de aire, una que podemos regular la presión y otra de salida libre. Eso permite que dos personas trabajen a la vez con dos máquinas distintas o que una misma persona tenga dos máquinas trabajando (por ejemplo, una clavadora y una pistola de aire para limpiar los restos). Si es tu caso, para calcular la potencia que necesitas, debes sumar las necesidades de presión de cada máquina.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tiempo que vas a estar utilizando el compresor. Si lo vas a utilizar muchas horas al día, te interesa que tenga capacidad de generar muchos litros de aire por minuto para que el calderín no quede vacío y tengas que parar a esperar a que se llene.

Básicamente, debes fijarte en estos cuatro elementos, y en este orden, para elegir el compresor de aire que mejor se adapte a tus necesidades:

  1. Presión o bares (bar o psi). Que tenga tanta presión como exijan las herramientas que vayas a utilizar. Lo habitual suele ser 8 bar porque las herramientas más comunes trabajan con una presión máxima de 7 bar.
  2. Caudal de aire: Son los litros de aire que pueden entrar dentro del tanque por minuto. Depende de las herramientas que utilices y el tiempo de trabajo, exigirán un caudal de aire determinado.
  3. Caballos de vapor (CV) o caballos de fuerza (HP): Es la potencia del compresor. Aproximadamente 1 CV / HP = 0,73 kw.
  4. Tamaño del tanque: Aunque es un punto a tener en cuenta, es más importante que el compresor tenga un buen caudal de aire. Si el tanque es grande y el compresor de poca potencia, el tanque se puede vaciar y le costará volver a llenarse, por lo que tendrás que estar un rato parado. Si compresor es de gran potencia y de tanque pequeño, no pasa nada porque tiene capacidad de regenerarse y será difícil que el tanque quede vacío.

Por otro lado, para decidir que compresor de aire necesitas, también debes considerar factores adicionales como:

  • Peso y volumen. Hay mini compresores que pesan poco y son fáciles de transportar si, por ejemplo, tienes que realizar trabajos en diferentes casas.
  • Ruido. Los compresores suelen hacer bastante ruido al trabajar, pero los hay silenciosos que reducen la emisión de decibelios.
  • Lubricación. La mayoría de los compresores son lubricados con aceite. Tienen una vida útil más larga, pero exigen un mantenimiento adecuado. Por el contrario, los compresores sin aceite, aunque pueden durar menos, no exigen controlar ni reponer el nivel de aceite.
compresor de aire

Seguridad y mantenimiento

Para mantener tu compresor de aire en buen estado y alargar su vida útil, sólo tienes que realizar tres tareas principalmente.

  1. Limpieza y cambio del filtro de aire. Se recomienda que, después de cada uso, limpies el filtro de aire. El procedimiento es sencillo, sólo tienes que abrir el compartimiento correspondiente, extraer el filtro y sacudirlo un poco. Después de muchas horas de funcionamiento, dependiendo de la marca y modelo del compresor, deberás instalar un nuevo filtro.
  2. Mantenimiento y cambio del aceite. Si tu compresor de aire está lubricado con aceite, tienes que revisar el nivel de aceite antes de cada uso y rellenar el depósito en caso necesario. Es aconsejable que después de muchas horas de trabajo renueves el aceite completamente para que el motor funcione adecuadamente.
  3. Extracción del aire remanente. Después de cada uso, tienes que abrir el tapón del calderín para que salga todo el aire comprimido que ha sobrado. Es una tarea muy sencilla y recomendable, no sólo para mantener tu compresor de aire en buen estado, sino también para evitar accidentes.

Si estás pensando en comprar un compresor de aire, esperamos que esta entrada te ayude a decidirte por el que mejor se adapte a tus necesidades. Puedes completar la información con este video explicativo.

También puedes contactar con Hierros Molina si tienes alguna duda o consultar nuestro catálogo con los compresores que te ofrecemos, siempre de las mejores marcas para profesionales.

Deja un comentario