HIERROS MOLINA, SL

HIERROS MOLINA

Tel. 93 770 2551

¿QUÉ PUERTA DE GARAJE ELEGIR?

Elegir la puerta de garaje más adecuada es una tarea importante. No debemos basarnos únicamente en su estética, diseño o en su precio, sino que también debemos valorar factores como el hueco y el uso del garaje, el espacio disponible y el sistema de la apertura de la puerta, así como la seguridad que nos proporcionará en nuestro hogar. Recordemos que, en muchas ocasiones, el garaje se convierte en uno de los accesos principales de la vivienda.

En esta entrada, vamos a explicarte cuáles son los principales tipos de puertas de garaje según su tipo de apertura.

Puerta de garaje corredera

Este tipo de puerta se abre y se cierra de manera lateral. Necesita más superficie de fachada para su instalación, ya que hay que disponer del espacio suficiente para que la puerta pueda realizar el recorrido de apertura completo. Las ruedas inferiores de la puerta permiten su desplazamiento. Dan mucho juego a la hora de cubrir un espacio concreto, ya que se pueden construir del ancho que precisemos. Su instalación es muy común para accesos de uso intensivo.

Puerta de garaje corredera

Puerta de garaje batiente o abatible

La característica principal de esta puerta es que se abre y se cierra formando un ángulo de 90 grados. Su funcionamiento se basa en una o dos hojas que, gracias a unos rodamientos, pivotan sobre un eje vertical. Se trata de un mecanismo sencillo y muy seguro. Dado a que puede adaptarse a diferentes espacios, es el tipo de puerta de garaje más utilizado.

Puerta de garaje batiente

Puerta de garaje basculante

Es el tipo de puerta de garaje más habitual en los edificios residenciales y en naves industriales. Los modelos más comunes son los que consisten en una hoja que, al abrirse, se levanta verticalmente hacia el techo y se queda en la zona superior o en dos hojas que se pliegan y se quedan alineadas en la misma zona. Su principal ventaja es que ocupa poco espacio. Los motores que automatizan estas puertas suelen instalarse en la parte superior (fijados al techo) o en el lateral próximo a la puerta.

En función de su uso, es recomendable valorar la posibilidad de poner una pequeña puerta peatonal instalada en el centro o en un lateral de la puerta principal.

Puerta de garaje basculante

Puerta de garaje seccional

Estas puertas están formadas a base de paneles individuales que, al abrirse, se deslizan de forma vertical, a través de guías o rieles. Una vez abierta, queda recogida en horizontal al techo, adaptándose además a su inclinación.

Puerta de garaje seccional

Puerta de garaje enrollable

Es una excelente opción para ahorrar mucho espacio. Su funcionamiento es muy parecido al de una persiana enrollable, ya que el sistema de apertura recoge la puerta en su parte superior, normalmente en un tambor alrededor del cual los paneles se van enrollando. Se montan sobre rieles laterales y su instalación es muy sencilla.

Puerta de garaje enrollable

Estos tipos de puerta de garaje los podemos encontrar fabricados en múltiples materiales (generalmente en acero, madera y aluminio) y en infinidad de acabados. En cualquier caso y con independencia del tipo de puerta por el que, finalmente, nos acabemos decantando, debemos asegurarnos de que nuestra puerta de garaje sea sólida, robusta, que esté bien construida, que ofrezca una buena resistencia al paso del tiempo y que no presente dificultades con su mantenimiento.

En Hierros Molina, SL te suministramos, a medida y bajo pedido, la puerta de garaje que escojas y que mejor se adapte a tus gustos y necesidades. Puedes ver nuestros catálogos aquí. Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros o visítanos para que te asesoremos.

Deja un comentario