Hierros Molina, SL

HIERROS MOLINA

Tel. 93 770 2551

EL ENCOFRADO, MATERIALES Y RECOMENDACIONES

Los encofrados son elementos auxiliares en la construcción que se utilizan para soportar el hormigón fresco hasta que se endurece, dándole la forma deseada. En este post te contamos en qué consisten, los materiales más utilizados y algunas recomendaciones para obtener un buen resultado.

Encofrados de hormigón

El hormigón es un material muy utilizado en la construcción. Está formado por una mezcla de cemento, arena, agua y, depende del uso que se le vaya a dar, puede incorporar algún aditivo que mejore sus características. Es un material muy resistente, adaptable y barato en comparación a otros materiales.

Entre sus múltiples usos, se utiliza en combinación con barras y armaduras de acero corrugado para la construcción de cimentaciones, muros y pilares. Es lo que se conoce como hormigón armado.

Encofrado

El hormigón se presenta inicialmente en estado más o menos líquido, según la cantidad de agua que contenga y el granulado de la arena o grava. Para que se seque o fragüe con la forma deseada, se utilizan unos materiales auxiliares llamados encofrados. Son unos moldes que se colocan temporalmente para contener el hormigón hasta que se endurece. Generalmente luego se desmontan para reutilizarlos, aunque algunos tipos de encofrados son absorbidos y quedan como parte de la construcción.

Materiales para encofrar

En edificación, los materiales para encofrar suelen ser metálicos o de madera.

Las chapas de encofrar metálicas presentan la ventaja de que son de fácil montaje y duran más. Sin embargo, son piezas de una forma determinada difíciles de adaptar a formas irregulares. Al unirse, dejan marcas en el muro o pilar endurecido.

Los tableros de encofrar, en cambio, son más ligeros y se pueden trabajar para adaptarlos a las formas irregulares del hormigón. Según el tipo de madera utilizado, se consigue un acabado diferente. Como contraindicaciones, se degradan más fácilmente y hay que tener cuidado en su mantenimiento y montaje.

Tableros encofrar

Para la elevación de pilares, se suele utilizar tubos de encofrar de cartón. Actualmente existen el mercado una gran variedad de tubos de diferentes medidas, formas (pilares circulares, cuadrados, esquineros…) y acabados. Se caracterizan por ser desechables, de fácil manejo, colocación y retirada.

En todos los casos, las principales características son de los materiales para encofrar son:

  • Rigidez y resistencia, para soportar el peso del hormigón y conseguir la forma deseada.
  • Estanqueidad, las juntas deben ser herméticas para que no haya fugas de hormigón ni defectos en la superficie de la estructura.
  • Resistencia a la acción del agua, los aditivos y otros componentes del hormigón.
  • No adherencia fuerte al hormigón una vez seco, para que se puedan extraer fácilmente.

Los puntales son elementos auxiliares pero imprescindibles en los trabajos de encofrar. Son unas barras de hierro que actúan temporalmente de apoyo o soporte de la estructura de chapas o tableros de encofrar hasta que el hormigón fragüe y se sostenga por si mismo.

Recomendaciones para un buen encofrado

Para obtener un buen acabado de la estructura de hormigón, es imprescindible que los materiales empleados para encofrar estén totalmente rectos, limpios y en buen estado de conservación. Si contienen restos de hormigón de un uso anterior, pueden dejar marcas en la nueva estructura. También los restos de plástico del embalaje o el óxido de los alambres utilizados para atar el armado pueden dejar manchas indeseadas.

Encofrado de muro

A fin de que el hormigón no se adhiera a los encofrados metálicos, se suelen impregnar la cara interior de éstos con líquidos desencofrantes. Estos productos son compatibles con todos los materiales del encofrado, no obstante, es conveniente seguir las recomendaciones del fabricante. En el caso de encofrados de madera, es suficiente con mojarlos para que no absorban el agua del hormigón y se adhieran demasiado.

Otra clave para conseguir un encofrado de calidad es no retirar los moldes demasiado pronto. Hay que dejar secar bien el hormigón hasta que fragüe completamente.

Una vez retirados las chapas o tableros de encofrar, es importante limpiarlos bien para su próximo uso. Es suficiente con agua a presión para retirar todos los restos. En el caso de madera, se puede aplicar aceites para preservarla mejor.

En Hierros Molina te ofrecemos todo el material necesario para encofrar y hacer estructuras de hormigón. Consulta nuestros catálogos y consúltanos para obtener un presupuesto sin compromiso.

Deja un comentario